Gominolas caseras

Tarta de chuchesLas “chuches” son una de las cosas en las que los padres terminamos por ceder aunque sepamos que no son muy recomendables. Pero la tentación del dulce y la presión de los amiguitos son imposibles de vencer… Así que, si no puedes con ellas, al menos intenta que sean caseras. Una forma saludable y recomendable de este manjar de dioses es que los peques participen en su elaboración y os aseguro que les encantará!

Lo mejor de hacer gominolas caseras es que ni empachan, ni hacen daño al estómago como las que se compran. Te puedes comer tres o cuatro del tirón, dejándote llevar por el poder de atracción de su color brillante y su aroma afrutado, y tendrás perfecto el estómago y la salud. Mucho mejor que las gominolas compradas llenas de colorantes, potenciadores de sabor, controladores de acidez, conservantes, etc. y es que las gominolas caseras son una una alternativa sana, rápida, y muy fácil de hacer. ¿Preparados? Ánimo, veréis qué fácil

Ingredientes de las gominolas caseras:

1 sobre de gelatina neutra
1 sobre de gelatina de sabor (a elegir, por ejemplo de fresa)
150 gr. de azúcar blanco
150 ml. de agua

Preparación de las gominolas caseras:

En un cazo coloca la gelatina neutra, el azúcar y el agua; ponemos el cazo al fuego y removemos constantemente con una cuchara de madera hasta justo antes de que empiece a hervir. Luego añade la gelatina de fresa y revuelve un par de minutos. Deja hervir hasta que la mezcla espese y se forme una película en la superficie.

Moja con agua fría un molde rectangular y vierte la mezcla en éste. Déjala reposar durante toda la noche. Al día siguiente la mezcla estará consistente para darle la forma que más les guste: triángulos, cubos, corazones o las formas que prefieras. Puedes utilizar un cortador de galletas o moldes con formas geométricas. Si lo preparas en un molde grande, después solo tienes que cortar con ayuda de un cortapizzas. Pásalas por azúcar y déjalas reposar.

Y lo bueno es que hay unos moldes estupendos con formas divertidas como en la foto.

Guarda las gominolas en un tupper bien cerrado, para que no les entre el aire y ablanden.

Ahora solo queda disfrutar y yo me apunto!

Fuente: pequerecetas y blogcocina

Esta entrada fue publicada en Caseras, Cumpleaños, Faciles, Frías, Niños, Postres anticrisis, Postres y dulces y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>