La auténtica receta de la tarta Sacher

tarta de chocolateLa tarta Sacher o Sachertorte, es una tarta de chocolate y mermelada de albaricoque que tiene su origen en Austria  y es la tarta de chocolate más famosa del mundo.
El secreto de la auténtica Tarta Sacher es un secreto celosamente guardado por los responsables del Hotel Sacher de Viena, pues es una receta especial con la que la confitería del hotel elabora más de 360.000 unidades al año.
Existe una gran variedad de elaboraciones basadas en esta exquisitez, algunas son realmente sorprendentes, logrando seducir nuestro paladar, como por ejemplo la famosa Tarta Sacher de Paco Torreblanca. Yo os presento una receta casera que me ha gustado mucho. Es de la gran cocinera Eva Arguiñano. Espero que os guste; es un auténtico objeto de deseo. Riquísima!

Ingredientes de la tarta Sacher: (Para 8 personas)

175 gr de azúcar
175 gr de mantequilla
7 huevos
175 gr de chocolate amargo
50 gr de almendras molidas
100 gr de harina
mermelada de albaricoque
Para la cobertura:
150 gr de chocolate de cobertura
2 cucharadas de mantequilla
4 cucharadas de nata líquida
mantequilla y harina para el molde
Para decorar:
almendras
frambuesas
hojas de menta

Preparación de la receta de Tarta Sacher:

En un bol, y con una batidora eléctrica de varillas, bate la mantequilla con el azúcar. Incorpora una a una las yemas de los huevos sin dejar de batir. Funde el chocolate, déjalo templar e incorpóralo. Mezcla la harina con las almendras y agrégalas a la crema anterior con movimientos envolventes. Utiliza una varilla manual. Incorpora las claras a punto de nieve suavemente.
Unta un molde (mejor de base desmontable) con mantequilla y espolvórealo con harina. Vierte la mezcla y hornea a 175ºC durante 10 minutos. Baja la temperatura a 165ºC y hornea durante 30 minutos más. Deja templar y desmolda. A continuación corta la tarta en dos capas y extiende la mermelada de albaricoque en la inferior. Tápala con la otra capa de bizcocho.
Funde el chocolate, agrega la mantequilla, disuélvela y agrega nata líquida. Cubre la tarta Sacher y decórala con unas almendras, unas frambuesas y unas hojas de menta. Antes de servir, introdúcela en el frigorífico para que el chocolate se endurezca.

Sugerencia:

Si vas a Viena, no dudes en acercarte al hotel Sacher, en pleno centro de la ciudad, donde se hacen varios cientos de miles de tartas al año.

Esta entrada fue publicada en Caseras, Cumpleaños, Faciles, Frías, Frutas, Horno, Navidad, Niños y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>